COVID 19 Y EL MERCADO INMOBILIARIO EN LAS URBANIZACIONES DE PUZOL

 In Sin categorizar

Vivimos una situación realmente excepcional y el análisis del micro-mercado inmobiliario de las urbanizaciones de Puzol debe hacerse con mucho respeto, pero lo cierto es que hasta el momento lejos de una crisis, lo que ha habido es una punta de demanda brutal en los 2 mercados, el del alquiler y el de compraventa. Es posible que se avecine una crisis económica mundial, pero las urbanizaciones de Puzol se encuentran en una posición muy fuerte para capear el temporal, y estos son los motivos que sostienen mi teoría:

NO HAY SOBRE PRECIO

Desde la crisis inmobiliaria de 2008 hasta el 2014, el mercado inmobiliario de las urbanizaciones de Puzol ha estado corrigiendo, tan solo las viviendas que oscilan entre 300.000 y 800.000 han experimentado una subida de entre un 10% y un 15% en los 3 últimos años, que es una subida suave y razonable, y es en gran parte debido a la escasez de oferta en estos segmentos. También el precio del suelo en las fases más económicas de Alfinach y Los Monasterios, ha experimentado una ligera subida debido a la falta de inmuebles.

Un ejemplo claro, la última vivienda que vendimos en julio de 2008 antes de la caída de Leman Brothers, está ahora mismo en el mercado por 700.000-€, y nosotros la vendimos por 1.050.000-€, han transcurrido 12 años, pero es evidente que los precios de hoy en día se parecen muchísimo más a la realidad que en aquella época de burbuja.

NO HAY OFERTA

Desde que en 2014 el mercado inmobiliario tocase fondo, que todos los años el nivel de ventas ha sido muy bueno, hasta el punto de que el mercado en estos momentos tiene un problema con la baja oferta de inmuebles en venta para el segmento de precios entre 300.000-€ y 800.000-€, y sufre una falta de suelo en buenas zonas y a un precio razonable, sobretodo en la urbanización Los Monasterios, donde la falta de suelo empieza a ser importante.

El mercado de alquiler sigue estando muy fuerte, con una alta demanda generada todos los años por los colegios internacionales que hay en la zona.

EL ESPACIO EXTERIOR SE IMPONE

Las terrazas, los jardines, y las piscinas, son los productos más demandados a raíz de la crisis del Covid-19, el confinamiento ha modificado las prioridades de muchos compradores, dando estos muchísima importancia al espacio interior pero sobre todo al exterior. La amenaza de rebrotes o de nuevos virus ha calado en parte de la sociedad. Es evidente que una terraza o un jardín con piscina tienen mucho más valor para cualquier ciudadano en estos momentos que antes de que el virus condicionase la movilidad.

El contacto con la naturaleza y el espacio exterior se hacen imprescindibles en esta nueva normalidad, y esto afecta claramente a la demanda, que en estos momentos ve como imprescindible esos metros de oxígeno, de libertad…

EL TELE TRABAJO HA VENIDO PARA QUEDARSE

Tenemos el despacho en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia, en cualquiera de las cafeterías del centro antes del confinamiento era necesario esperar en hora punta para almorzar o tomar un café, y ahora mismo los mismos espacios y a la misma hora están a la mitad de su capacidad, las plazas de parking en el centro empiezan a quedarse vacías, y es que las grandes empresas se han dado cuenta de que tele-trabajar no es tan grave y tiene bastantes beneficios. El primero el de luchar contra la pandemia, luego el ahorro en costes de parking, gasolina, dietas, espacios de oficinas. Además, las nuevas tecnologías ayudan e impulsan esta idea de tele-trabajar. Plataformas como Zoom, Teams y otras, facilitan el trabajo en grupo a distancia.

Si el tele-trabajo ha venido para quedarse, la gran beneficiada es la periferia de las grandes ciudades: Más metros de vivienda, espacios exteriores y mejor calidad-precio. Si hay que tele-trabajar mejor hagámoslo con un jardín, y si puede ser con vistas al mar y a la montaña, y en una urbanización de lujo, mejor.